8 motivos para compartir coche

12 May

Daru compartiendo coche en Diacamma

¿Aún a día de hoy dudas en si deberías compartir coche? Conviértete en una hormiga más. Creemos que con esto te sacaremos de tu indecisión.

8 motivos para compartir coche

1 – Reduce la contaminación.

Los efectos de la contaminación sobre nuestro planeta, son más que evidentes. La OMS cifra en unos 7 millones de muertes cada año, provocadas por la contaminación atmosférica (más que el Sida o la Malaria). Es más, se cree que uno de cada cuatro europeos enferma por este motivo.

No es un motivo banal ni mucho menos. La contaminación del aire ya es el cuarto factor de riesgo de muerte en el mundo y el primero de riesgo ambiental de enfermedades.

2 – Ahorra

No nos cansaremos de decirlo. La operación es simple, el gasto que genera tu trayecto actual, dividido por el número de plazas de tu vehículo. Cada ocupante se encarga de su parte (aunque puedes asumir el coste de plazas libres siempre que quieras, para poder llevar equipaje extra en algún asiento).

El coste del peaje cada vez que vas al trabajo, a casa de un familiar lejano, o simplemente de viaje… ¿Acaba con tu cartera temblando? Evita pagar un psicólogo a tu cartera y comparte coche con diacamma.

3 – Conoce gente

Tus abuelos siempre te decían… Hay que tener amigos ¡hasta en el infierno!.

Sin llegar a ser tan extremista, lo que está claro, es que es mucho más divertido y ameno el viajar acompañado. “Louis, creo que este es el principio de una hermosa amistad

4 – Mejora la movilidad de tu ciudad

Cuantas más hormigas compartan coche, menos habitual será que te vean solo frente al volante, maldiciendo todo lo que se te pasa por la cabeza.

Cuantos menos vehículos en la carretera, mejor.

5 – Menos accidentes

Seguro que estás pensando que bien podría ser la respuesta que daría una participante de un concurso de belleza, a la pregunta sobre qué cambiaría en el mundo… ¡Pero es cierto!.

Una gran parte de las colisiones que se producen al volante, surgen en los itinerarios diarios, rutas conocidas y dentro de los núcleos urbanos. Es más, la distracción al volante, es uno de los problemas que más colisiones genera en todo el mundo, y como ocho ojos ven más que dos, apuesta por llevar compañía y re-nombra a tus parachoques por “los intocables”.

6 – Gana plazas de aparcamiento

Bajo la misma premisa (reducción de vehículos en la carretera), podrías dejar las pastillas para el mareo en casa y olvidarte de dar miles de vueltas para encontrar un sitio donde aparcar.

7 – Viaja sin miedo o estrés

Al igual que hay personas que adoran sentarse frente al volante y el simple gesto de cambiar de marcha les hace felices, existen muchos casos en los que sucede todo lo contrario. Estrés, fobia, cambio en el carácter…

Si te sientes identificado con el segundo caso, tu perfil sin duda es el de pasajero. Busca quien comparta la misma ruta que tú, y que lo que para ti es una angustia, sea para él un placer.

8 – Sal a divertirte con tranquilidad

Como bien decía el anuncio… “ni gota, ni gota”.

Somos muy claros. Si bebes alcohol, el volante NO es tu lugar. Sal y diviértete, pero comparte vehículo con un conductor que no beba, y si se da el caso de no poder encontrar a alguien, recuerda que con Diacamma también puedes compartir taxi.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *