¿Por qué compartir coche con Diacamma es legal?

13 May

Hormiga Daru Diacamma Dudando

¿Compartir coche con Diacamma es legal?

A tal día como hoy, vuelve a reabrirse el eterno debate sobre si el hecho de compartir coche con Diacamma es legal o no.

Panorama actual

El marco socio-económico actual está viendo como aumenta la demanda de los servicios catalogados como “consumo colaborativo”.  El conjunto social es consciente de que el hábito de “comprar -> tirar -> comprar” es insostenible y, sin duda, muy contaminante.

Si nos centramos directamente sobre el caso de compartir vehículo en España utilizando alguna aplicación, existen casos denunciados por sectores tradicionales que, por ejemplo, provocaron el cierre inicial en 2014 de Uber (por la demanda interpuesta por la asociación madrileña del taxi), o el juicio pospuesto al que se enfrenta actualmente Blablacar frente a la patronal de autobuses (Fenebús).

Pero, si Uber se llegó a cerrar y existe una demanda sobre Blablacar… ¿Es ilegal?

Debemos partir asumiendo que cada caso es diferente y, en el caso de las plataformas nombradas, su utilización y servicio son muy distantes.

El juzgado mercantil número 2 de Madrid, ordenó en su día el cierre y paralización del servicio de Uber, al estimar la demanda presentada por la asociación madrileña del taxi en la que alegaban que, dicha actividad, se anunciaba como economía colaborativa, cuando su actividad era de economía sumergida.

Por el contrario, para Fenebús, la actividad de Blablacar es ilegal y lesiona los intereses de las empresas de transporte de pasajeros aunque, por el momento, no existe ninguna sentencia que aclare la situación.

Lógicamente, desde Diacamma, no tenemos la capacidad de juzgar si la actividad realizada por otras plataformas es legal o no pero, a día de hoy, si podemos sentenciar algo tajantemente: Compartir coche en España y sus gastos derivados es legal.

Entonces… ¿De dónde salen todos estos movimientos y quejas?

En muchos casos, el mayor problema reside en “camuflar” una actividad ilegal sobre un acto o servicio común y que, por tanto, crearía una competencia desleal e injusta frente a una regulada.

Es decir, no existe ningún problema por compartir los gastos generados por un viaje (tal y como dice el artículo 101 de la LOTT), la cuenta de la cena entre el grupo de amigos, etc. El problema existe en el lucro o realizar una actividad comercial encubierta.

Diacamma ha sido desarrollada pensando en ofrecer una plataforma cómoda, segura y útil para compartir dichos viajes, añadiendo las medidas oportunas para evitar una actividad ilegal. A mayores, os recordamos que actualmente Diacamma se encuentra en fase de desarrollo de una nueva versión, más completa, totalmente renovada y, por supuesto, siguiendo la legislación vigente.

Por tanto,  no temas y comparte. Y si te has quedado con dudas, te recomendamos que veas nuestros 8 motivos para compartir coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *